Pages

Ads 468x60px

Biblioteca Popular José A. Guisasola





Cuento: EL BIBLIOTECARIO, Por Darío Levin


Cuando yo era chico, mi papá me regaló un libro de tapas duras, con muchos colores. Se llamaba “El bibliotecario”, y contaba la historia de un hombre que trabajaba en una gran biblioteca. Y claro, ¿dónde va a trabajar un bibliotecario si no es en una biblioteca, no?

Este hombre llamado Jorge, amaba mucho a los libros y sus historias. Leía y leía todo el día. Así había aprendido todo lo que sabía. Pero un día perdió la llave de la gran biblioteca del pueblo, y no pudo entrar. Lo primero que hizo fue ir a buscar al cerrajero del pueblo para que lo ayudara. Pero la puerta no se pudo abrir: tenía una cerradura, tan dura, tan dura, que sólo un mago podría abrirla.

Entonces fue a buscar un mago. Sin embargo, el maravilloso mago tampoco pudo abrirla. Llamó entonces a la policía, a los bomberos, a los maestros, a los forzudos, a todos los chicos del pueblo, para ver si entre todos podían abrir esa puerta gigante. Pero por más fuerza que hicieron, la puerta no se abrió.

Mientras tanto, dentro de la biblioteca, los libros esperaban la llegada de los lectores, de los viajeros del mundo de las palabras. Querían contar historias. Cansados de tanto intentar y probar abrir esa puerta, todo el pueblo se sentó en la escalera de la biblioteca. Jorge se desesperó. No sabía qué hacer. Dijo:
–Me siento como la vaca Miranda, cuando no podía darle leche a sus terneritos.

– ¿Y por qué no podía darle leche a sus terneritos? –preguntó uno de los chicos.

– ¿Cómo? ¿No conocen la historia de la Vaca Miranda? –preguntó asombrado el bibliotecario.

Todo, todo, todísimo el pueblo, con cara de susto contestó: “No, no la conocemos”.

Y desde ese día, toda la gente del pueblo comenzó a reunirse en la entrada de la biblioteca para escuchar las magníficas historias que Jorge les contaba. Porque Jorge se sabía todos los cuentos que existían, o por lo menos era lo que él decía. Al día siguiente, la puerta se pudo abrir, pero Jorge continuó relatando las historias, porque para todos, escuchar a Jorge era como vivir esas aventuras.


FIN


Ilustración © David Pintor

Visto y leído en: ENCUENTOS

Web de Darío Ariel Levin
CUANDO CONTAMOS CUENTOS


13 de septiembre "Día del Bibliotecario" en Argentina


“Nuestro trabajo no es llevar un barco a un lugar lejano, en el que nunca nadie estuvo antes, sino ayudar al capitán de esa nave a elegir el mar por el que navegar, a encontrar los mejores vientos y elegir las velas más fuertes; a evitar las corrientes peligrosas y las traicioneras tormentas…. Llevamos a los barcos perdidos a la seguridad de su hogar. Indicamos a los pesqueros el lugar donde encontrarán el mayor banco de peces…
Al llegar a puerto el capitán raramente recuerda quién le enseñó cómo llegar, como tampoco el investigador suele acordarse del bibliotecario que le puso en el buen camino. Es el sino de nuestra profesión y el de muchas otras, no lo vamos a cambiar…
Pero lo importante es que los capitanes lleguen a puerto, los pescadores pesquen y los investigadores acaben sus investigaciones mientras nosotros ya estamos ayudando al siguiente a elegir la mejor ruta.”


Fragmento que abre la obra “La sabiduría del bibliotecario”, de Michel Melot (Vitoria-Gasteiz: Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, 2005)

Visto y leído en el blog Biblioteca y lectura: “La responsabilidad social del bibliotecario”


Imagen: © EDWARD MCGOWAN


MENSAJE A LAS BIBLIOTECARIAS

"Queridas Bibliotecarias, guardianes del templo, es una gran ventaja que todos los títulos del mundo hayan encontrado su alveolo en la perfecta organización de sus memorias (¿cómo me reencontraría yo sin ustedes, yo, cuya memoria parece un solar baldío?), es prodigioso que estén al corriente de todas las temáticas ordenadas en las estanterías que les competen... pero qué bueno sería, también, oírlas contar sus novelas preferidas a los visitantes perdidos en el bosque de las lecturas posibles... ¡Qué bello sería que les ofrecieran sus mejores recuerdos de lectura! Sean contadoras - magas - y los libros saltarán directamente de sus entrepaños a las manos del lector."

DANIEL PENNAC: Como una novela. Ed. Anagrama.



© Ilustración Smile between books / Sonrisa entre libros de Nishant Choksi

¡¡Feliz día bibliotecarios!!

Fragmentos del libro "Cartas a quien pretende enseñar" de Paulo Freire. Editorial: SIGLO XXI EDITORES

"... La tarea del docente, que es también aprendiz, es placentera y a la vez exigente. Exige seriedad, preparación científica, emocional y afectiva. Es una tarea que requiere, de quien se compromete con ella, un gusto especial por querer bien, no solo a los otros sino al propio proceso que ello implica. Es imposible enseñar sin ese coraje de querer bien, sin la valentía de los que insisten mil veces antes de desistir. Es imposible enseñar sin la capacidad forjada, inventada, bien cuidada de amar. (...) Es preciso atreverse para decir, (...) que estudiamos, aprendemos, enseñamos y conocemos con nuestro cuerpo entero. Con los sentimientos, con las emociones, con los deseos, con los miedos, con las dudas, con la pasión y también con la razón crítica. Jamás sólo con esta última..."

Visto y leído en el blog: Mi Sala Amarilla


Ilustración: © Marcos Severi


“…El maestro debe dejar volar libre y creativamente su imaginación, y estimular la de sus alumnos, porque la imaginación ayuda a la curiosidad y la inventiva e impulsa la aventura, sin la cual no crearíamos. Usarla en el diseño de la escuela, libre y democrática, que todos sueñan, con esos pedazos de su imaginación. Tener el derecho de imaginar, soñar y luchar por ese sueño. (…)
La escuela es aventura, no le tiene miedo al riesgo y se niega a la inmovilidad. En la escuela se piensa, se actúa, se crea, se habla, se ama, se adivina. Le dice si a la vida y no enmudece a nadie. (…)
El maestro, es necesariamente, militante político. Su tarea no se agota en la enseñanza de las matemáticas o la geografía. Su tarea exige un compromiso y una actitud en contra de las injusticias sociales. (…)

El maestro debe caminar con una legítima rabia, con una justa ira, con una indignación necesaria, buscando transformaciones sociales.”

Visto y leído en el blog: EDUCACIÓN PARA LA SOLIDARIDAD de Manuel Araus



Ilustración: © Pablo Bernasconi

11 de septiembre - Día del maestro.

Pablo Andrés Médici (Brocha)


UN LIBRO

Puede ocurrir en cualquier momento
o en una de las tantas ventanas de la noche.
Un niño lee, por destino o elección,
la historia de otro niño soñando mares de aventuras.
Una vez más, en esa realidad de la maravilla o maravilla de la verdad,
no se sabe bien quién es el niño que lee, quién es el niño aventurero,
o si el libro dejó humedad de sal en alguna de sus páginas de mar.


Luna

Esa lámpara de sueños vagabundos
sin cable y sin enchufe.



Travesuras

José Flores vivía en un dibujo.
La mujer de los labios de frutilla en otro.
Cuando los dibujantes duermen,
suele ocurrir ver a los trazos
saltar de una hoja a la otra.
No es extraño que de una de esas visitas
también pueda nacer un romance.
El amor siempre fue amigo
de las travesuras o de las rebeldías.


Terapia

Cansado de estar tan habitado por
el yo, el superyó y el ello,
un día Javier decidió ponerlos a jugar a los títeres.
Desde ese día, los cuatro comprendieron que
abandonarse al humor y la fantasía
suele ser a menudo la mejor terapia.




2 Poemitas de Alejandro Marcelo Guarino.


CUENTOS

Mienten esos que me acusan
de que soy un chico bobo
porque, a veces, salgo y grito:
“¡Cuidado que viene el lobo!”

Que digo muchas mentiras
y, con eso, soy feliz
porque si te digo una
crece un metro mi nariz.

Que para volver a casa
y, a pesar del qué dirán,
para encontrar el camino
tiro miguitas de pan.

Que estoy demasiado gordo
y, eso sí es un disparate,
porque dicen que comí
tres chalets de chocolate.

O cuando estoy muy dormido
y nada me despereza,
solamente me despierta
el beso de una princesa.

Porque los grandes no entienden
que a pesar de que lo intento,
no puedo dejar de ser
lo que me dicen los cuentos.


¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨

Visto y leído en: Martes de cuento

¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨



Ilustración: Vie Johnson, del libro “Quiero ser maestro”, por Carla Greene. Childrens Press, ©1957 (I Want To Be A Teacher)


SUPERHÉROE

Cuando tiro la pelota
a la casa del vecino,
él siempre la recupera
veloz como un remolino.

Si tengo alguna pregunta
difícil en la tarea,
él me ayuda a resolverla
porque nada lo marea.

O, si en la noche, se anima
algún monstruo a visitarme,
yo me siento reseguro
porque sé que él va a salvarme.

O en la caída del sol,
cuando la vida es asombro,
disfruto de cada instante
con su mano sobre mi hombro.

No existe cosa en el mundo
de la que él no sea capaz.
Mi papá es mi superhéroe,
aunque no tenga antifaz.


¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨

Visto y leído en: Martes de cuento

¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨



Imagen: Sonja Wimmer


Alejandro Marcelo Guarino, es guionista, músico, conductor de programas de radio, actor y, sobre todo, escritor.
Vive en Rosario, Argentina.


3 Poemas Infantiles

CUENTO DE LOS SUEÑOS POSIBLES

Le preguntó una flor a una mariposa
¿Cómo puedo volar muchacha hermosa?
Pues sueña que lo puedes y, despacito,
separa tus raíces poco a poquito
Luego, si faltan alas, lanza un suspiro.
¡Inténtalo sin miedo, que yo te miro!

Y la flor, convencida, levantó el vuelo
y rozó, sorprendida, un trozo de cielo.
Me dicen que es mentira los de la escuela
pero yo pude verlo junto a mi abuela;
mi abuela que no lee libros de ciencia
pero salva mis sueños con su paciencia.


Aldo J. Méndez

Visto y leído en: Donde nace la luz

"Donde nace la luz", es un disco solidario en el que han participado más de 30 artistas y que ha sido nominado a los Premios Cubadisco 2013 y pre-nominado a los Grammy Latinos 2013


Imagen: Fondo de pantalla sin©


SIN ESCALERA

Una gotita flota
espía el cielo
se suspende en el aire
va de paseo.
Su corazón de nube
con viento juega
trepa sueños de lluvia
sin escalera.
Con fuerza se espirala
crece, se estruja
serpentea en el aire
y se hace burbuja.

Anamaría Ponce


Ilustración: Marcela Calderón


Versos para leer con paraguas.
Aldo Javier Méndez

Quiero ser un aguacero
y el paraguas cuando llueve.
Quiero ser blanco en la nieve,
ser pájaro y ser lucero.

Quiero un mordisco de sol
cuando nace la mañana.
Quiero ser una campana,
ser cascada y caracol.

Quiero ser árbol con flores,
ser un lago y ser camino,
ser río y ser adivino
ser del campo sus olores.

Quiero ser “había una vez”.
Quiero ser un cometa,
ser lluvia y ser pandereta
y los colores del pez.

Quiero ser el mar salado,
ser la nana de una abuela,
ser el patio de la escuela
y colorín colorado.

Versos para leer con paraguas. Aldo Javier Méndez, ilustraciones de Mariela de la Puebla y editado en Mil y 1 cuentos.



MI CREDO, POR VICTORIA BRANCA

Creo en vos, ser humano como yo, que creas cada día un mundo nuevo.

Creo en tu poder y en el mío, que participa del cielo y de la tierra.

Creo en el que es padre por obra y gracia del amor; y creo en la que es madre de espíritu generoso y atento.

Creo en los hijos que vienen al mundo cuando lo desean y se van de nuestro lado cuando menos lo deseamos.

Creo en el corazón del que sufre, que sigue latiendo a pesar de todo.

Creo en las caricias y en el abrazo; en la mirada que desnuda y se desviste sin prisa.

Creo en los besos apasionados que nos resucitan el alma.

Creo en los secretos cuando son conservados, porque maceran en el silencio y la lealtad.

Creo en las lágrimas que mojan la tierra impregnando a las flores de sales y zumos.

Creo en el lecho y el pan compartidos, en las manos que lavan juntas y en las copas que se elevan por los otros.

Creo en las carcajadas que estallan como truenos musicales y contagian a los serios y cabizbajos.

Creo en los atardeceres y en el crepúsculo, pero sobretodo en el brillo de un nuevo amanecer.

Creo en la palabra que sopla en los oídos de los que están despiertos; y en los susurros que rozan con sus labios a los que quisieran morir.

Creo en mis abuelos, que lucharon y resistieron a los vientos más huracanados.

Creo en mis hijas, que escribirán nuevos capítulos en el libro de la vida.

Creo en los horizontes que nos muestran el rumbo, y en las estrellas que palpitan serenidad desde lo alto.

Creo en la luna, que es femenina y sigilosa; y en el sol, que cobija y da calor.

Creo, sobretodo, en el amor, que con sus pétalos y espinas se clava hondo en el pecho humano, para hacer del agua insulsa el mejor de los vinos.

¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨

Victoria Branca©
Counselor especializada en desarrollo personal. Estudió filosofía. Es poetisa y narradora. Se formó en acompañamiento a enfermos terminales y procesos de duelo. Representa a la Fundación Elisabeth Kübler Ross en Argentina. Autora de los libros "Con los pies desnudos" (2004), "Me hubiera gustado decirte adiós" (2006), "Tal vez mañana" (2009)



¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨

Pintura: ©Vladimir Volegov

¸¸.•*¨¸¸.•*¨¸¸.•*¨

Gentileza: Blog de La Mujer Esa

No te enamores de una mujer que lee. Por Martha Rivera Garrido - Poeta dominicana

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe… No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma. No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música. No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y vertigue un inmenso horror por las injusticias. Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo. No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMAS se regresa.


Martha Rivera Garrido (Fragmento de Los Amantes de Inbox de Papel, 2014)



Pintura: ©Vladimir Volegov [Владимир Волегов] 1957
Russian Figurative painter - Tutt'Art@ (28)

Gentileza: Blog de La Mujer Esa